Todo lo que un Arquitecto Debería Tener en Cuenta Antes de Diseñar un Baño

El baño, juntamente con la cocina, es la estancia más reformada de una casa. Principalmente por el deterioro y desgaste producido por el uso continuado y la humedad que hace que sus instalaciones requieran un mayor mantenimiento.

Una de las áreas de la casa que más necesita de un equilibrio entre funcionalidad, practicidad y organización, es el baño.

Si acabamos de mudarnos de casa tenemos en mente remodelar el baño, o bien nos encontramos en proceso de construir la casa de nuestros sueños, es probable que no sepamos exactamente cómo diseñar el baño, haciéndonos preguntas sobre las tendencias, materiales, colores y muebles que más convengan para nuestro proyecto.

Es normal que con los años nos acabemos cansando de ver y usar el mismo baño día tras día. El baño es un cuarto que se puede quedar muy anticuado en pocos años si no se sabe elegir el estilo y los acabados correctos.

La mayoría de reformas parciales que se producen en una vivienda son en baños y en cocinas, y cuando se trata de reformas integrales son estos dos espacios los que mayores quebraderos de cabeza suelen dar tanto al cliente como al contratista.

La mejor solución para realizar un cambio óptimo en sus baños es contar con un arquitecto o interiorista que pueda realizar un diseño para toda la vida. Ya cuente o no con un profesional para asesorarle, los siguientes consejos le ayudarán a entender mejor como reformar su baño.

No importa el tamaño o el presupuesto, debemos tener en cuenta que antes de diseñar y tomar una decisión final, la planeación siempre llevará a lograr muy buenos resultados.

Por ello en seguida te daremos algunos consejos a seguir sobre lo que debes saber antes de diseñar tu baño.

Los Detalles Importantes

Una buena manera de empezar con un proyecto de remodelación de un baño es el de tomar medidas, así como el establecer el presupuesto con el que contamos.

También habremos de tomar en cuenta si se trata del baño principal, del baño de invitados o un baño exterior, así como la frecuencia con la que se utilizará y si habremos o no de tener instalaciones especiales ya sea para personas de la tercera edad, niños o personas con capacidades especiales; para entonces decidir, más adelante, cuestiones como estilo, colores, materiales, entre otros.

El Profesional Adecuado

Una vez tomada la decisión del primer punto, iniciaremos la búsqueda del profesional o profesionales expertos adecuados que se dediquen al diseño de espacios.

Entre los profesionales que nos vendrán sumamente útiles estarán los diseñadores de baños o los decoradores y diseñadores de interiores, quienes además incluirán en su equipo a albañiles, pintores, instaladores de pisos y techos, electricistas y, por supuesto, plomeros; de ellos, cada uno cuenta con especialización en tareas muy específicas que les serán especialmente asignadas.

Un punto especial que hay que resaltar es que será muy importante ponernos de acuerdo con el diseñador o arquitecto de interiores en lo que se refiere al diseño de los planos del baño, esto es, la distribución que tendrán los elementos en el espacio.

Esta etapa es la que determinará si nuestros baños son funcionales, accesibles y hechos de forma que aprovechemos todas las cualidades que ya tenga el lugar que elegimos para que ocupe el baño.

El Diseño

En seguida empezaremos a decidir respecto al diseño, ¿tomaremos en cuenta el diseño que ya hemos establecido para el resto de nuestro hogar? y buscaremos que este espacio de la casa se componga de elementos y estilo similares a los que ya hemos utilizado, o ¿buscaremos crear un espacio totalmente diferente?, para este caso, puedes consultar la siguiente guía de arquitectura para baños uno que seguramente tendrá nuestra huella única y personal como un lugar que muestre nuestro estilo; podremos elegir entre baños modernos, clásicos, industrialesvintage o baños rústicos, por ejemplo.

Entonces ya que hemos reunido al equipo de personas adecuado y hemos decidido respecto al estilo, habremos de acordar con todos ellos qué es exactamente lo que buscamos lograr, nuestro objetivo de diseño, así como los materiales y procedimientos que ellos nos hayan recomendado como los mejores para nuestra idea, ya que seguramente tendrán infinidad de consejos para darnos, siempre buscando que todo salga de lo mejor y que logremos un buen mantenimiento del resultado final en el futuro, así el espacio tendrá mayor durabilidad y la inversión tanto de tiempo como de recursos valdrá la pena ¡totalmente!

Los Materiales

Una vez acordados los detalles anteriores, sigue el momento de búsqueda de los materiales que utilizaremos.

En este paso notaremos que las opciones entre las que tendremos que elegir serán increíblemente variadas, encontraremos literalmente ¡de todo! pero podremos establecer parámetros para la selección, como son: materiales económicos o de lujo, sencillez o extravagancia en el diseño de éstos, paleta de colores oscuros o claros, familiaridad con el uso si es que ya conocemos algunas marcas por ejemplo, durabilidad y resistencia, así como un largo etcétera que, con la guía de los profesionales, será muy sencillo de determinar. 

Si el baño tiene alguna dificultad para poner la ducha, como puede ser un pilar o una falsa escuadra, conviene poner un plato de ducha de resina como estos porque se pueden cortar a la medida del hueco sin dañarlos ni afectarle de forma negativa a su duración.

Además, para el caso de los materiales, también tenemos dos opciones: podremos dejar que los profesionales se encarguen de ello o podremos nosotros personalmente ir a las distintas distribuidoras con las que contamos, dependiendo de nuestra disponibilidad de tiempo una u otra opción resultará mejor, pero no tendremos que preocuparnos demasiado pues, sea cual sea la que elijamos, todo saldrá de maravilla siempre que tengamos una buena supervisión sobre nuestro proyecto y muchísima comunicación con nuestro equipo.

Una Buena Iluminación

La elección de las luces es muy importante, ya que el aseo es un lugar al que entramos con mucha frecuencia, dos veces al día como mínimo, mañana y noche. La presencia de un espejo requiere de una buena iluminación, sobre todo para las mujeres y es que el baño se convierte en el lugar estratégico de belleza: depilación, maquillaje, ritual de belleza… Lo ideal es que se consiga tener una luz lo más natural posible para evitar sorpresas con la base de maquillaje o los polvos bronceadores al salir a la calle. Si te gustan los temas de fantasía puedes elegir apliques luminosos para poner encima del espejo o añadir una segunda luz más original o degradada. ¡Tú eliges!

Aunque algunos baños cuentan con ventanas, lo que supone una mejor iluminación y ventilación en el baño, es cierto que muchos baños son interiores y no cuentan con ninguna fuente de iluminación natural. Los baños siempre han de contar con una iluminación general cenital, cuenten o no con ventanas, pero para lograr un baño mejor iluminado es recomendable colocar iluminación puntual en los espejos, en forma de apliques, y, en el caso de baños grandes, iluminación de acentuación en la ducha.

Una Ducha a Ras no es Algo Fácil

Cuando reformamos nuestro baño siempre queremos que nos dejen el plato de ducha a ras del suelo, tanto por estética como, sobre todo, por comodidad. Por desgracia, conseguir esto no es tan sencillo. Los platos de ducha tienen un tubería de desagüe que va por debajo y que, aunque suele tener poco diámetro, necesita una pequeña pendiente para desaguar correctamente. Si el suelo de la vivienda no puede picarse lo suficiente como para colocar esta tubería con su pendiente, entonces nos encontraremos con que el plato de ducha sube unos pocos centímetros. Si quieres una ducha a ras y tu suelo no tiene suficiente espacio, entonces tienes dos soluciones: colocar la ducha justo encima de un desagüe original o pedir permiso al vecino de debajo para llevar la tubería por su falso techo.

Menos es Más

Es cierto que en los baños se necesita guardar multitud de productos para el aseo personal y que acaban ocupando mucho espacio, pero debemos evitar cargar las paredes de nuestro baño con barras y estantes ya que acaban achicando el espacio. La mejor forma de no cargar innecesariamente nuestro baño es comprar un mueble de lavabo con suficiente almacenamiento. Estos muebles están cada vez más optimizados y vienen en toda variedad de tamaños para adaptarse sin problemas a nuestro baño.

El Tamaño del Espejo

El espejo puede parecer un punto de menor importancia en el diseño de un baño pero en realidad la correcta elección de un espejo a la hora de reformar un baño puede ser esencial. Los espejos son una de las mejores soluciones para hacer menos agobiante un baño pequeño o crear un espacio más espectacular en un baño de grandes dimensiones. Ya sean encastrados o de superficie, los espejos deben elegirse con cuidado, atendiendo al tamaño del baño, la iluminación y, por supuesto, la altura de quien lo vaya a utilizar.

Conseguir una Buena Ventilación

El baño es uno de los lugares donde la ventilación es imprescindible. Como hemos comentado anteriormente es donde se concentra mayor humedad y malas olores originando una clara pérdida de confort. Además pueden producir problemas de salud, deteriorar la vivienda, e incluso provocar problemas en los aparatos eléctricos.  Por todo ello es necesario instalar un sistema de ventilación que haga circular el aire, evitando así todos estos problemas. Principalmente en aquellos baños que no tienen ventanas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.